¡Aprovecha! Gastos de envío gratis hasta el 30 de abril

Un nueva manera de entender el café


    REGLA Nº 1: CALIDAD

    CULTO COFFEE ROASTERS nace en 2014 a partir del propósito de cambiar la cultura del café en España, de demostrar que más allá de las reglas establecidas y aceptadas que tratan a este producto como una mercancía más sujeta a las especulaciones de un mercado deshumanizado y sin principios, existe un punto de encuentro entre productores y tostadores que juntos trabajan por ofrecer una bebida de primera calidad, saludable y ética cuyo primer objetivo consiste en ofrecer al cliente una experiencia sensorial superior. Las investigaciones de los diferentes actores partícipes de esta idea, los avances tecnológicos y las relaciones humanas han logrado descifrar muchos de los secretos que se esconden dentro de estos pequeños granos tan maltratados durante siglos y que hoy suponen una de las últimas revoluciones gastronómicas.

    REGLA Nº2: TRAZABILIDAD

    El consumidor del siglo XXI se preocupa por la procedencia de los alimentos que adquiere y la manera en que llegan a su despensa. El café, hasta hoy un sector opaco, no puede vivir ajeno a esta tendencia, y por eso no nos conformamos con ofrecer al cliente información básica acerca del país de origen de nuestros granos sin aportar ningún detalle que garantice la calidad. Al tratar directamente con la fuente y con importadores de cafés especiales, nuestra transparencia es total. Aquellos capaces de producir un grano óptimo merecen todo nuestro reconocimiento. Por este motivo queremos difundir sus nombres, sus fincas, las variedades de sus cultivos y los procesos y métodos empleados antes entrar en nuestra tostadora, donde tratamos sus creaciones con el cuidado y cariño que merecen.

    REGLA Nº3: SOSTENIBILIDAD

    Factores como la contaminación y el cambio climático provocan que la superficie cultivable de este de producto se reduzca considerablemente. Es responsabilidad de todos tratar de limitar esta tendencia, y por este motivo sólo compramos cafés provenientes de pequeños cultivos basados en una agricultura respetuosa con el medioambiente, con un impacto menor en los ecosistemas, un consumo eficiente de agua y un uso limitado de productos químicos. Donde es posible, buscamos la garantía de certificaciones como Rain Forest Alliance, UTZ y orgánicas.

    REGLA Nº4: EMPATÍA

    Unos 25 millones de pequeños productores generan casi el 70% del café mundial en 50 países. El denominador común entre casi todos ellos es la pobreza. Grupos paramilitares en Latinoamérica, genocidios en Ruanda, limpieza étnica en Kenia, mujeres obligadas a casarse a los 14 en Etiopía o Burundi… Más allá del comercio depredador y especulador de la industria cafetera, las familias que viven de esta planta son también víctimas del clima, las crisis financieras, la desigualdad de género, las guerras, los gobiernos corruptos… problemas a los que los consumidores no podemos dar la espalda. Importadores, tostadores, baristas y clientes debemos tomar conciencia de que la bebida que tanto disfrutamos parte del esfuerzo y la dedicación de personas extremadamente vulnerables que viven en condiciones extremas e inciertas.

    El comercio directo entre productores y tostadores y el desarrollo de iniciativas en las comunidades cafeteras en defensa de las mujeres, la escolarización infantil o el acceso a fuentes de financiación están revolucionando un mercado no sólo útil para elevar la calidad de la bebida más popular del mundo a cotas inimaginables sino para conectar a personas honestas que sin perder la perspectiva del negocio ayudan a mejorar de vida de otros sin destruir el planeta. De esta comunidad formamos parte la familia de CULTO.

    ¿Te sumas?